Salones, sociabilidad y cortesía en el Madrid Romántico

La semana pasada asistí a las Jornadas IULCE - Museo del Romanticismo que llevaban por título "De la sociedad de corte a la sociabilidad burguesa", y en las que, de la mano de sus once ponentes nos adentramos en los espacios de sociabilidad del Madrid Romántico. De...

Agua y jabón diarios, en El Anaquel

"Agua y jabón diarios, aunque no se necesiten" es una frase que pronunciaría Juan de Sevilla -el alter ego de Juan de Dios Orozco- si dejase su Sevilla natal y viajase en transporte público a primera hora de la mañana en este Madrid de mis amores. Además lo haría en...

Palacios, casamenteras y coplas

¿Palacios, casamenteras y coplas? ¿pero eso tiene que ver algo con protocolo? ¿de qué nos va a hablar esta mujer hoy?. Imagino su intriga ante este título, pero sigan leyendo que seguro que al final todo tiene relación. La semana pasada tuve el privilegio de asistir a...
MENUMENU

La etiqueta de #ventemajo #Segovia2018 debería recomendar el refajo (¡que nadie se soliviante! es solo por la rima). Durante las últimas semanas he usado tanto la frase del titulo que ya asocio hashtag con prenda de ropa e imagino a las asistentes luciendo su refajo con donosura por las calles de Segovia, sería un bombazo ¿no creen?.

¿Qué es o qué era un refajo?

El diccionario de la lengua recoge tres acepciones para el refajo:

  1. m. Falda exterior con vuelo, por lo general de bayeta o paño, usada por las mujeres encima de las enaguas y que forma parte de algunos trajes regionales femeninos.
  2. m. Falda interior de tela gruesa usada por las mujeres para abrigo.
  3. m. Cuba. Prenda de vestir interior de mujer, que tiene tirantes y llega hasta la altura de la falda.
Utilizando esa maravillosa herramienta que tiene la RAE –Enclave RAE–  he podido comprobar que a primera vez que apareció la palabra refajo  en un texto escrito fue en el siglo XVI, en 1550; además la primera vez que un diccionario recoge la palabra es en 1817, y describe el refajo como una “saya o guardapiés que se faja o solapa, del cual usan las mugeres” .
El refajo aparecía en las revistas de moda, en los apartados de “lencería elegante” o “labores artísticas”. Un ejemplo lo encontramos en la revista La Última Moda  que en su número 634 de 25 de febrero de 1900 recogía la susodicha prenda realizada en crochet (les incluyo el grabado).
refajo ventemajo
Sea como fuere, el refajo -aún en masculino- era prenda femenina y hoy sería una falda o incluso una combinación. Así que toda aquella que lleve falda al #ventemajo estará llevando un refajo, avisada queda.

¿Qué es esto del #ventemajo?

#Ventemajo es un hashtag ideado por las hermanas Serna –María e Itziar– quienes -junto a GMS– han sido las encargadas de organizar la IV Jornada de Convivencia Protocolaria en Segovia 2018. Estas jornadas nacieron en Zaragoza 2015 mediante una convocatoria espontánea, lo que resultó ser todo un éxito, y cada año ha ido aumentando el número de participantes, todos ellos “protocoleros” con ganas de pasar unas horas en un ambiente distendido y divertido. ¿Qué nos deparará Segovia? #ventemajo y lo averiguarás.

error: Content is protected !!
Share This