Ninís del siglo XIV

Ninís, ese término "políticamente correcto"  que utilizamos para referirnos a quienes ni estudian ni trabajan -pero viven mejor que quien estudia y trabaja- en lugar de llamarles directamente "vagos" o "vagas", no es algo reciente. Lo único reciente es el término,...

Ropa de abrigo, que hace frío. Palabras CVIII

¡Ropa de abrigo, que hace frío! una recomendación para quienes tienen previsto salir a cenar estos días. Estamos en Invierno y el frío en la calle nos va a dejar helados. Para combatirlo, nada mejor que abrigarse. ¿Qué nos ponemos?. Las palabras que describen la...

Año nuevo, vida nueva

"Año nuevo, vida nueva", una expresión que oímos cada fin de año ¿qué significa realmente? ¿se acaba una página de nuestra vida y abrimos otra completamente en blanco?... Va a ser que no. Lo que ocurre es que ante nosotros se abre un nuevo año que imaginamos lleno de...
MENUMENU

El refajo también lo encontramos en el refranero, como no podía ser menos. En este caso nos viene “cual pedrada en ojo de boticario“, porque tal y como está la climatología -de cara al #ventemajo- ya nos podemos pertrechar con refajo múltiple porque si no nos sirve de abrigo, hará función de sombrilla.

Por si no lo saben,  este fin de semana los #protocoleros celebramos nuestra IV Jornada de Convivencia Protocolera en #Segovia2018 a la que hemos bautizado con un hashtag – #ventemajo – (solo porque rima con refajo, por cierto). En esa ciudad Castellano-Leonesa nos daremos cita unas 40 personas que tenemos algo en común: el protocolo.

Como les decía el refrán de hoy viene que “ni pintado” porque relaciona el refajo con el clima, o lo que es lo mismo, la indumentaria con la temperatura y de rebote la etiqueta con la estación del año. El refranero es sabio y cuando el clima está revuelto, mejor conservar aquella que te abriga y no exponerse a coger un resfriado por no hacerlo.

De cualquier manera, todos los que vamos a #ventemajo tenemos asumido aquello de que “hasta el cuarenta de mayo, no te quites el sayo”  y hemos puesto en la maleta ropa para todas las estaciones (incluso algún que otro refajo), porque no nos fiamos del hombre del tiempo ni del calendario zaragozano y preferimos “prevenir que curar“.

Con una buena enagua
y un buen refajo,
hace una segoviana
bailar al santo.

 

error: Content is protected !!
Share This