Salones, sociabilidad y cortesía en el Madrid Romántico

La semana pasada asistí a las Jornadas IULCE - Museo del Romanticismo que llevaban por título "De la sociedad de corte a la sociabilidad burguesa", y en las que, de la mano de sus once ponentes nos adentramos en los espacios de sociabilidad del Madrid Romántico. De...

Agua y jabón diarios, en El Anaquel

"Agua y jabón diarios, aunque no se necesiten" es una frase que pronunciaría Juan de Sevilla -el alter ego de Juan de Dios Orozco- si dejase su Sevilla natal y viajase en transporte público a primera hora de la mañana en este Madrid de mis amores. Además lo haría en...

Palacios, casamenteras y coplas

¿Palacios, casamenteras y coplas? ¿pero eso tiene que ver algo con protocolo? ¿de qué nos va a hablar esta mujer hoy?. Imagino su intriga ante este título, pero sigan leyendo que seguro que al final todo tiene relación. La semana pasada tuve el privilegio de asistir a...
MENUMENU

El refajo también lo encontramos en el refranero, como no podía ser menos. En este caso nos viene “cual pedrada en ojo de boticario“, porque tal y como está la climatología -de cara al #ventemajo- ya nos podemos pertrechar con refajo múltiple porque si no nos sirve de abrigo, hará función de sombrilla.

Por si no lo saben,  este fin de semana los #protocoleros celebramos nuestra IV Jornada de Convivencia Protocolera en #Segovia2018 a la que hemos bautizado con un hashtag – #ventemajo – (solo porque rima con refajo, por cierto). En esa ciudad Castellano-Leonesa nos daremos cita unas 40 personas que tenemos algo en común: el protocolo.

Como les decía el refrán de hoy viene que “ni pintado” porque relaciona el refajo con el clima, o lo que es lo mismo, la indumentaria con la temperatura y de rebote la etiqueta con la estación del año. El refranero es sabio y cuando el clima está revuelto, mejor conservar aquella que te abriga y no exponerse a coger un resfriado por no hacerlo.

De cualquier manera, todos los que vamos a #ventemajo tenemos asumido aquello de que “hasta el cuarenta de mayo, no te quites el sayo”  y hemos puesto en la maleta ropa para todas las estaciones (incluso algún que otro refajo), porque no nos fiamos del hombre del tiempo ni del calendario zaragozano y preferimos “prevenir que curar“.

Con una buena enagua
y un buen refajo,
hace una segoviana
bailar al santo.

 

error: Content is protected !!
Share This