Pretender sin méritos en el #Refraneroprotocolero

Pretender -querer ser, aspirar a- obtener una buena posición sin haber hecho méritos para ello, es la interpretación que hacemos de este refrán; "hasta los gatos quieren zapatos". Los "gatos" del refrán reflejan a aquellos que quieren una posición que no les...

Presidencia mixta para una entrega de premios

Presidencia mixta para una entrega de premios Presidencia mixta: aquella en la que en el espacio destinado a la presidencia (un escenario) se mezclan ordenación en alternancia y línea; la central en alternancia y los laterales en línea, el ejemplo de más...

Visitas con segundas intenciones en el #Refraneroprotocolero

Las visitas, una clave de la vida en sociedad y, por tanto, de la urbanidad de antaño o del protocolo social actual. El refranero ve segundas intenciones en las visitas frecuentes y largas. Las visitas de cortesía se hacían de vez en cuando, eran recíprocas y ...

Presidir presidiendo la presidencia. Palabras CVII

Presidir, ocupar el puesto más importante -el primero- en el espacio físico en el que se celebra el evento, la presidencia, es, además, una tarea fundamental en un acto y para la que el anfitrión se reserva el puesto o lo cede a la máxima autoridad presente o a una...

La precedencia en el #refraneroprotocolero

La precedencia, básica en la ordenación de autoridades que establece el protocolo, tiene como criterio para establecerla el de la edad, un principio utilizado tradicionalmente en lo que hoy denominamos protocolo social (el de mayor edad precede al de menor). Pero...
MENUMENU

Modales

Brindar con protocolo antes de vaciar la copa

Brindar no es solo levantar una copa y hacer el gesto de “chin-chin”, o entrechocar las copas y mirarse a los ojos diciendo “¡Salud!”. De ese brindis…

Niños y vida social en 1929 ¿tanto han cambiado las cosas?

Lo de integrar a los niños en la vida social de los padres no es algo exclusivo de este siglo en el que vivimos. Siempre se ha intentado. A principios del siglo…

                 Hazte con nuestros libros

A la vista del nombre del blog cabría preguntarse si es el protocolo un corsé. La respuesta es sí, el protocolo es un corsé, si no lo fuese no hablaríamos de protocolo, sino de libre albedrío

-María Gomez Requejo

error: Content is protected !!