Crónica de sociedad desde Biarritz, verano de 1890

Crónica de sociedad desde Biarriz, verano de 1890 es el título que me he permitido ponerle a la que firma el Abate en el semanario La última Moda de 17 de agosto de 1890. Durante la temporada de verano el semanario incluía este tipo de crónicas con las que, por un...

En el Anaquel nos vamos de crucero

Estamos de vacaciones y en el Anaquel nos vamos de crucero, eso sí, vamos a viajar con la imaginación a mediados del siglo XX . Un crucero era un viaje que no estaba al alcance de todo el mundo y en el que primaban unas estrictas reglas de etiqueta que hoy –con la...

¿Existen unas reglas de urbanidad virtuales? ¿son distintas a las del mundo real? Estas dos preguntas fueron las que me planteé cuando escribí este post en octubre de 2015. La conclusión a la que llegaba entonces y sigo llegando ahora es que hay unas reglas de comportamiento social comunes a todos los ámbitos de nuestra vida, ya sea virtual o real y que nunca debemos bajar la guardia en su aplicación. Pero los tiempos mandan y hemos creado un término Netiqueta, para hacer referencia a ese conjunto de reglas de cortesía que hemos de manejar en nuestra interacción en la red.

En estos momentos nuestra vida virtual es casi tan importante como la real; nos comunicamos por correo electrónico, tenemos perfiles en las principales redes sociales, escribimos en blogs, etc. y todo ello tanto en el trabajo como fuera de él. Parece que si no estamos en la red no existimos sin darnos cuenta de la mayor: que gracias a que existimos podemos estar en la red.

Dada la “relajación” de las reglas de cortesía en el mundo real y haciendo una extrapolación de este comportamiento al mundo virtual, en el que un anonimato aparente parece ocultarnos del resto del mundo, parece necesario recordar cómo aplicar esas reglas básicas en la interacción virtual en las principales redes sociales.

Lo básico en la interacción real/virtual

La regla de oro: tratar al otro como queramos ser tratados, al otro lado de la pantalla hay una persona, que merece ser tratada con cortesía y respeto, lo que exigimos para nosotros.

Cortesía:

  • Dirigirse a los demás con respeto
  • Saludar, pedir por favor, dar las gracias y despedirse.
  • Tener paciencia con los principiantes y sus errores, y si algo nos molesta, calma.
  • Responder a los mensajes en tiempo prudente.
  • No discutir con otros a través de las redes, cualquier problema se soluciona en privado.
  • Discreción  con lo que se publica o los comentarios que se hacen en los perfiles de otros usuarios.
  • Para terminar una relación el hacerlo cara a cara es siempre mejor.

Respeto a la privacidad:

  • No se deben publicar datos personales de terceros sin permiso
  • No se deben publicar fotos o videos de otras personas sin su permiso
  • No se debe etiquetar a nadie sin su permiso o con engaño.
  • Antes de publicar algo privado de otras personas, hay que preguntar siempre.

Escribir:

  • Respetando las reglas ortográficas
  • No se debe escribir solo en mayúsculas (ESTAMOS GRITANDO)
  • Hay que evitar el empleo de abreviaturas que no son de uso habitual y no hay q comrs las ltrs
  • Para hablar en forma coloquial hay que poner la palabra entre comillas
  • Evitar el lenguaje grosero
  • Releer el mensaje antes de enviarlo
  • Reconocer la autoría, no se plagia y hay que citar siempre las fuentes que se usan.

Lo específico de las redes más populares

Aunque aquí se han separado por tipo de red social, pueden ser aplicadas en conjunto a cualquiera de ellas.

Twitter

  • No hay que ser anónimo ni esconderse tras un nombre falso.
  • Compartir enlaces interesantes; responder a las preguntas y darle un toque personal a los tweets.
  • No solo hay que mover el trabajo propio en la red; se debe compartir el de los demás reconociendo su autoría.
  • No utilizar twitter como sistema de mensajería, para eso hay otros medios.
  • Buscar siempre la calidad y no inundar la red con cantidad de tweets
  • Tener muy clara la diferencia entre “dejar de seguir” y “dejar de gustar”
  • No es necesario seguir a todos los nos siguen.
  • Utilizar hashtags pero sin abusar: un tweet  deja de ser eficaz cuando todo su texto son hashtags.
  • Pensar dos veces antes de tuitear o retuitear algo grosero, de mal gusto o desagradable.

Facebook

  • Evitar el envío de “cadenas”, invitaciones a juegos, regalos, etc. y no convertirse en distribuidor de fake news.
  • No publicar fotos ni etiquetar a personas en las mismas sin su consentimiento.
  • Cuidar el perfil y controlar la privacidad.
  • No publicar fotos comprometedoras, ni propias ni ajenas.
  • No abusar de los selfies.
  • Publicar cosas interesantes que otros quieran saber y temas que generen debate e intercambio de ideas.
  • ¿De verdad se pueden tener 500 amigos virtuales? La lista de amigos mejor con gente a la que conocemos.
  • Respetar la autoría (y la procedencia) de los textos que se comparten.

Whatsapp

  • Saludar al entrar en el grupo y decir adiós cuando se deja el grupo.
  • No inundar de texto, fotos, chistes, etc. el grupo.
  • Para hablar con uno solo de los miembros del grupo, en privado.
  • Evitar comentarios innecesarios, groseros y de mal gusto.
  • No cambiar los parámetros del perfil del grupo sin contar con quien lo ha creado.
  • No hacer comentarios personales sobre algún miembro del grupo; si hay algo que decir, se hace en privado.
  • No hay que esperar respuestas inmediatas, no todos los miembros del grupo están conectados en todo momento.

Conclusión

Mantener un comportamiento educado en la red es cuestión de poner en práctica las mismas reglas de urbanidad que aplicamos en la vida de relación social con nuestros semejantes. ¿Que las queremos llamar Netiqueta? sin problema, pero teniendo en cuenta que no son nada novedoso, si no un recordatorio de “lo de siempre” adaptado al ámbito específico de la vida virtual.

Estar al otro lado de un cable o de un terminal no hace de nosotros seres anónimos, ni a los que están al otro lado  robots insensibles. Siempre hay que ponerse en el lugar del que está al otro lado, empatizar, evitando palabras o actitudes que pudieran resultarle molestas, porque a nosotros nos molestarían.

Fuentes:

Este post es una revisión del publicado en Protocol Bloggers Point el 21/10/2015

error: Content is protected !!
Share This