Enseñar a un hijo a ganarse la vida en el #Refraneroprotocolero

Enseñar a un hijo a ganarse la vida, educarle para que comprenda que lo que se tiene cuesta esfuerzo conseguirlo y que es necesario trabajar, tener un oficio o desarrollar una profesión para obtener el sustento, no es fácil en el mundo actual. En el transcurso de la...

La apariencia no engaña al #Refraneroprotocolero

La apariencia, pretender ser lo que no se es, para obtener lo que de otra manera no se podría conseguir, no pasa inadvertida al refranero, que, basado en el conocimiento y observación popular, detecta al falso de forma inmediata y le dedica muchos refranes similares:...

Comportamiento del heredero en el #Refraneroprotocolero

El comportamiento del heredero  ya sea este quien esperando la herencia no ha hecho precisamente méritos para recibirla (el hijo que desatiende a sus padres, por ejemplo) o quien no esperándola  la recibe por ser el único pariente con derecho a ello (aunque no...

Vacaciones como las de antaño

Unas vacaciones como las de antaño, en las que se cerraba una casa y se abría otra en San Sebastián, Santander, Gijón o A Coruña. Eran unas vacaciones que requerían tiempo para preparar los baúles con la ropa de temporada, ventilar la casa que se abría, retirar...

Pretender sin méritos en el #Refraneroprotocolero

Pretender -querer ser, aspirar a- obtener una buena posición sin haber hecho méritos para ello, es la interpretación que hacemos de este refrán; "hasta los gatos quieren zapatos". Los "gatos" del refrán reflejan a aquellos que quieren una posición que no les...
MENUMENU

El post de la semana pasada quedaba “cojo”. Hablábamos de la fiesta premamá, una fiesta básicamente montada para mostrar a las amistades los objetos y vestuario del nasciturus, buscando su admiración y, porqué no, su pizca de envidia. Y nos faltaba algo: la canastilla. Toda esa ropita diminuta –habitualmente de un solo uso- que nos recuerda a la de las muñecas de nuestra infancia (y que cuesta tanto como la ropa de un adulto). El ajuar del bebé es algo que debe ser mostrado a las amigas y habitualmente es el objeto de sus regalos en un baby shower.

Este grabado de “La mujer en su casa” recoge todo cuanto podía necesitar un recién nacido de 1904:

canastilla envidia

  1. Camisa, jubón y chambras”.
  2. Capota”.
  3. Faja, camisa y calzón”.
  4. Pasapasillos” (una especie de capa con capucha).
  5. Babero”.
  6. Camiseta” que podía adaptarse a diferentes faldones.
  7. Abrigo corto”.
  8. Botita de paño bordado”.
  9. Guante de punto”.
  10. Botita de punto”.
  11. Zapato de piqué”.
  12. Abriguito corto de cachemira azul
  13. Gorra de bautizo”.
  14. Gorrita para debajo”.
  15. Capa de bengalina blanca
  16. Faldón de bautizo
  17. Faldón (…) sencillo”.
  18. Cubremantillas de piqué”.

Dieciocho prendas indispensables para un bebé de 1904. Muchas de ellas aún se siguen usando y regalando ¿verdad?

error: Content is protected !!
Share This