Una madrugá sevillana de 1882

En la madrugá sevillana de 1882  desfiló la Cofradía de San Antonio Abad, llamada del Silencio, denominada así “en razón a que  para el buen orden de la cofradía, no se usaban otras voces que las de cuatro roncas trompetas”. Esta cofradía, que llevaba...

Torrijas para un rey, receta de su cocinero mayor

¿Se imagina a un rey comiendo torrijas? pues si la receta nos la da quien fuera jefe de cocina de palacio durante 34 años, sirviendo a todos los Felipes (desde el II hasta el IV) alguna seguro que llegó a la mesa real. Además, con lo religiosos que eran los Austrias,...

Chincha rabiña que mi madrina es Sisí (y la tuya no).

"Chincha rabiña que mi madrina es Sisí y la tuya no" sería una frase infantil que imagino en boca de la Infanta María Teresa (hija de Alfonso XII y María Cristina de Habsburgo) soltándosela a su hermana María de las Mercedes o a sus amiguitas, cuando se enfadaba. Y...
MENUMENU

Se que el título de esta entrada va a inducir a engaño, ya que aunque voy a hablar del sobretodo, prenda de vestir, también hablaré de la expresión que surge con dos palabras separadas, la preposición “sobre” y el adjetivo “todo“. No hay que confundir una cosa con otra, pero con frecuencia usamos sobretodo cuando queremos decir sobre todo.

Y es que últimamente la palabra “sobretodo” me persigue, la encuentro en todas partes: artículos de periódicos, libros especializados en protocolo, proyectos de fin de Grado y Máster especializados en protocolo, comentarios en facebook, tuits, posts, etc. en los que sobretodo se utiliza erróneamente, porque lo que se quiere decir es sobre todo. ¿Por qué sucede esto? tal vez la culpa sea de los correctores de texto, que no distinguen el error y dan las dos como correctas, tal vez, pero eso no es excusa para una revisión del texto escrito por parte de su autor.

El sobretodo, era una prenda de ropa de abrigo, abierta por delante y con un largo que llegaba hasta media pierna, que le servía a nuestros abuelos para protegerse de las inclemencias atmosféricas: el frío y la lluvia. Dicha prenda se ponía sobre (por encima de) toda la ropa que ya llevaban. Era una especie de gabán o la gabardina de nuestros días. La palabra sigue en nuestro diccionario, pero -como tantas otras palabras bonitas- hemos dejado de usarla para referirnos a esas prendas, utilizando otras -palabras y prendas- “más de moda”. Nada mejor para ilustrar qué era un sobretodo que esta imagen del gobierno provisional de 1868.

gobierno_provisional_1869_j-laurent

La locución sobre todo la utilizamos cuando queremos decir “especialmente”, “principalmente”, “fundamentalmente”, “básicamente”. Se utiliza cuando estamos exponiendo un argumento y queremos señalar la importancia de nuestra justificación.

Así que: utilicemos sobretodos en esta época del año, cuando el frío y la lluvia nos empiezan a incomodar y sorprendamos a nuestros rivales sobre todo con la forma de exponer nuestras ideas.

Imagen El gobierno provisional de 1868, obtenida de: http://e-ducativa.catedu.es/

error: Content is protected !!
Share This