1889: Recepción de Embajadores en la Corte de Marruecos

La Ilustración Española y Americana de 30 de septiembre de 1889 publica una noticia relativa a la recepción del Embajador española en la corte de Marruecos. Lo que aquí conocemos como entrega de Cartas Credenciales. La mencionada recepción se verificó en Tánger...

Apuntes de ceremonial y protocolo en el Congreso de los Diputados [Revisión]

La entrada "Apuntes de ceremonial y protocolo en el Congreso de los Diputados"  se publicó el 3 de diciembre de 2015 en el blog Protocol Bloggers Point. Es un post del que soy autora y que tiene bastante éxito en ese blog, ya que todos los años figura en algún #TOP3 y...

Vestimos de gala con levita y librea, la etiqueta lo requiere

Vestimos de gala cuando la etiqueta en la invitación que hemos recibido así lo solicita. Levita y librea son dos de esas piezas para vestir de gala que mencionábamos en el post de la semana pasada, motivo más que suficiente para que la sección Palabras, palabras, se...
MENUMENU

Se que el título de esta entrada va a inducir a engaño, ya que aunque voy a hablar del sobretodo, prenda de vestir, también hablaré de la expresión que surge con dos palabras separadas, la preposición “sobre” y el adjetivo “todo“. No hay que confundir una cosa con otra, pero con frecuencia usamos sobretodo cuando queremos decir sobre todo.

Y es que últimamente la palabra “sobretodo” me persigue, la encuentro en todas partes: artículos de periódicos, libros especializados en protocolo, proyectos de fin de Grado y Máster especializados en protocolo, comentarios en facebook, tuits, posts, etc. en los que sobretodo se utiliza erróneamente, porque lo que se quiere decir es sobre todo. ¿Por qué sucede esto? tal vez la culpa sea de los correctores de texto, que no distinguen el error y dan las dos como correctas, tal vez, pero eso no es excusa para una revisión del texto escrito por parte de su autor.

El sobretodo, era una prenda de ropa de abrigo, abierta por delante y con un largo que llegaba hasta media pierna, que le servía a nuestros abuelos para protegerse de las inclemencias atmosféricas: el frío y la lluvia. Dicha prenda se ponía sobre (por encima de) toda la ropa que ya llevaban. Era una especie de gabán o la gabardina de nuestros días. La palabra sigue en nuestro diccionario, pero -como tantas otras palabras bonitas- hemos dejado de usarla para referirnos a esas prendas, utilizando otras -palabras y prendas- “más de moda”. Nada mejor para ilustrar qué era un sobretodo que esta imagen del gobierno provisional de 1868.

gobierno_provisional_1869_j-laurent

La locución sobre todo la utilizamos cuando queremos decir “especialmente”, “principalmente”, “fundamentalmente”, “básicamente”. Se utiliza cuando estamos exponiendo un argumento y queremos señalar la importancia de nuestra justificación.

Así que: utilicemos sobretodos en esta época del año, cuando el frío y la lluvia nos empiezan a incomodar y sorprendamos a nuestros rivales sobre todo con la forma de exponer nuestras ideas.

Imagen El gobierno provisional de 1868, obtenida de: http://e-ducativa.catedu.es/

error: Content is protected !!
Share This