«¡No sin mi hijo!», sobre la integración de los niños en la vida social de los padres (I) [Revisión]

«¡No sin mi hijo!», sobre la integración de los niños en la vida social de los padres es la revisión de una entrada que, con el título: «¡No sin mi hijo!», sobre niños y vida social de los padres, publiqué en Protocol Bloggers Point el 4 de noviembre de 2015. Toda...

Veraneo y veraneantes de principios del siglo XX

Verano extraño el que nos tocará este año, aunque no nos podamos mover de casa o de nuestro entorno habitual, el calor hace pensar a los veraneantes en playas, arena, olas rizadas, largos paseos por senderos, altas montañas o simplemente pasar la tarde a la sombra...

Ceremonial para el acto solemne de Jura como heredera de la Corona

El 20 de junio de 1833 tuvo lugar la jura de la Serenísima Infanta Doña María Isabel Luisa como princesa heredera de la Corona de España en la Iglesia de los Jerónimos de Madrid. El ceremonial de dicho acto solemne fue aprobado por el rey Fernando VII y está recogido...

El 20 de junio de 1833 tuvo lugar la jura de la Serenísima Infanta Doña María Isabel Luisa como princesa heredera de la Corona de España en la Iglesia de los Jerónimos de Madrid. El ceremonial de dicho acto solemne fue aprobado por el rey Fernando VII y está recogido en un documento que podemos encontrar en la Biblioteca Digital Hispánica. La infanta era un bebé de casi tres años a quien le faltaban tres meses para convertirse en Isabel II.

La calificación del acto como “solemne” aparece en las primeras líneas del documento y los indicadores de esa solemnidad –que detallaremos en este post- los encontramos a lo largo del texto. El ceremonial fue muy similar al seguido años antes para Fernando VII y del que dimos cuenta en un post en este blog.

Decoración del espacio

El texto da detalle de cómo debía decorarse el escenario principal:

La Iglesia se había adornado decorosamente por el Real Oficio de Tapicería, levantándose en ella un tablado de 12 gradas, que ocupará el hueco a la altura del presbiterio, alfombrados uno  y otro desde el Altar (…) Al lado de la Epístola se colocará la Cortina con dos sillas para SS. MM.  con sus almohadas y reclinatorios, y a la izquierda de la destinada a la Reina Nuestra Señora, otro para la Serenísima Señora Infanta Doña María Isabel Luisa, siguiéndose a la de S.A.R. las demás preparadas para los Serenísimos Señores Infantes (…) Al lado del Evangelio habrá un banco cubierto con destino a los MM. RR. Arzobispos y RR. Obispos”.

Ceremonial aprobado por el Rey Nuestro Señor … Biblioteca Digital Hispánica

Y las tribunas destinadas a los miembros de la familia real:

Se adornarán del modo conveniente las tribunas de dicha Iglesia para que las ocupen las Serenísimas Señoras Infantas (…)”.

Ceremonial aprobado por el Rey Nuestro Señor … Biblioteca Digital Hispánica

La distinta decoración va marcando la diferencia de rango entre los asistentes. Una decoración más suntuosa para los reyes, sus hijas y quienes están más cerca de ellos.

Previsión de sala VIP

Se dispondrá una pieza amueblada completamente en la misma Iglesia, donde pueda retirarse el Aya y servidumbre de la Serenísima Señora Infanta Doña María Isabel Luisa mientras dure la Misa

Ceremonial aprobado por el Rey Nuestro Señor … Biblioteca Digital Hispánica

Distribución del espacio

La distribución del espacio también marca el rango de los asistentes: mayor cercanía al espacio que ocupan los reyes, mayor rango.

El espacio principal –el Altar- en el que se celebrará la misa, se recibirá el juramento y se procederá al homenaje de manos aparece dividido en dos grandes bloques: el lado de la Epístola y el lado del Evangelio. El lado de la Epístola lo ocupan los reyes, las infantas, los hermanos del rey, los oficios de la Corte y los Grandes. El lado del Evangelio está destinado principalmente a la representación eclesiástica: Arzobispos, Obispos, Cardenales y el Nuncio.

Este espacio se encuentra separado de la nave por una barandilla en la que se sitúan cuatro reyes de Armas, en la parte superior, y cuatro maceros en la inferior.

A ambos lados de la nave, en los bancos se han colocado de forma longitudinal en varias filas, se van situando el resto de invitados: Ministros del Consejo, Cuerpo Diplomático, Secretarios de Despacho, Procuradores de Cortes, etc. 

Elementos rituales

La puesta en escena del ceremonial de la jura requiere la presencia de una serie de elementos rituales entre los que destaca una mesa cubierta sobre la que hay un misal y un crucifijo. A un lado de la mesa –en la banda que mira al público- se colocará un sitial sobre el que se sentará el Patriarca de Indias, quien recibirá el juramento, frente al él un cojín de terciopelo destinado a la persona que va a jurar (que lo hace arrodillado).

Como dato curioso el texto recoge la indicación de que tanto el Evangelio como el Crucifijo estarán duplicados, porque los infantes (hermanos de Fernando VII) no juran sobre los mismos que el resto de asistentes. Por ello se dan instrucciones específicas al Maestro de Ceremonias, quien “pondrá sobre la mesa otro libro de Evangelio y otro crucifijo, distinto de los que hayan servido a los Serenísimos Señores Infantes”.

El rito también está presente en las palabras que se pronuncian: la lectura de la “Escritura del Juramento” (que lee el Camarista de Castilla más antiguo) y la fórmula de juramento que pronuncia cada uno de los que juran.

Secuencia del acto ceremonial

La secuencia del acto solemne tiene los siguientes hitos:

  • Comitiva de acceso a la Iglesia.
  • Recibimiento a SS. MM.
  • Misa Pontifical de Espíritu Santo.
  • Ceremonia de Juramento.
  • Homenaje de manos.
  • Te Deum.
  • Bendición.
  • Comitiva de salida de la Iglesia.

Detallar el protocolo de cada uno de estos hitos requeriría un post específico, que no descarto para un futuro.

Seguridad

La presencia de tan altas autoridades requiere de una seguridad especial, tanto en el interior como en el exterior del templo. El cuerpo de guardia del rey y el de Alabarderos tenían a su cargo la seguridad en el interior de la Iglesia. En el exterior e inmediaciones del edifico: “la tropa necesaria de los cuerpos de la Guardia Real de Infantería y Caballería” destinada a mantener el orden.

Fuente de la imagen destacada: Biblioteca Digital Hispánica

error: Content is protected !!
Share This