1889: Recepción de Embajadores en la Corte de Marruecos

La Ilustración Española y Americana de 30 de septiembre de 1889 publica una noticia relativa a la recepción del Embajador española en la corte de Marruecos. Lo que aquí conocemos como entrega de Cartas Credenciales. La mencionada recepción se verificó en Tánger...

Apuntes de ceremonial y protocolo en el Congreso de los Diputados [Revisión]

La entrada "Apuntes de ceremonial y protocolo en el Congreso de los Diputados"  se publicó el 3 de diciembre de 2015 en el blog Protocol Bloggers Point. Es un post del que soy autora y que tiene bastante éxito en ese blog, ya que todos los años figura en algún #TOP3 y...

Vestimos de gala con levita y librea, la etiqueta lo requiere

Vestimos de gala cuando la etiqueta en la invitación que hemos recibido así lo solicita. Levita y librea son dos de esas piezas para vestir de gala que mencionábamos en el post de la semana pasada, motivo más que suficiente para que la sección Palabras, palabras, se...
MENUMENU

La etiqueta de la boda, de una boda de gente pudiente, no podía faltar en el refranero en la víspera de la boda del año. Dice nuestro refrán de hoy que “A día de bodorrio, ponte el completorio” y el invitado puede interpretar dos cosas: que a la ceremonia de la boda tiene que ir luciendo sus mejores galas, o que deje todo hecho con antelación para no tener que hacer nada más que asistir a la ceremonia al día siguiente.

Podemos buscar su aplicación con ambos significados. Teniendo en cuenta el  primer significado vemos que la expresión alude a la etiqueta y a la mejor que se tiene para acudir a una ceremonia muy especial, como la que se celebrará manaña: la boda del año para la realeza europea. Sin duda mañana veremos que los invitados a la Royal Wedding  lucirán sus mejores galas y de ellas, los que se hablará largo y tendido durante semanas. Este será el significado que más se relacione con el protocolo, ya que habla de ceremonia y de la etiqueta para acudir a la misma.

Teniendo en cuenta el segundo significado, a buen seguro que los invitados a la boda real aprovecharán estos días para dejar todas sus tareas hechas y tener tiempo suficiente para concentrarse en la boda y en todo lo que la rodea.

Felicidades a los novios y agradecimiento por los buenos momentos protocoleros que sin duda nos van a dejar tanto de la boda como de la etiqueta que se lucirá en la misma.

 

 

 

error: Content is protected !!
Share This