La mujer de negocios en 1874

Una mujer de negocios en 1874 ¿nos la podemos imaginar? Pues existían y Adela Ginés Ortiz la describe en su libro "Tipos y Caracteres de la Mujer" (apuntes para un álbum del bello sexo) un libro que me acaban de regalar y que ya está en mi anaquel junto al resto de la...

Funeral de Estado para un expresidente de los Estados Unidos

El 6 de diciembre, el mismo día que nuestra Constitución cumplía 40 años recibía sepultura en Texas el ex presidente George H.W.Bush, 41 presidente de los Estados Unidos, fallecido el 30 de noviembre, el funeral de Estado tuvo lugar el día 5 de diciembre en Washington...

Bandera 175 – Constitución 40, estamos de cumpleaños

Este año 2018 la bandera de España cumple 175 años y la Constitución 40, estamos de cumpleaños. Para celebrar la efemérides este blog buscará el punto de conexión entre ambas. La bandera en la Constitución de 1978 En diciembre de 2018 publiqué en este blog un post...
MENUMENU

La etiqueta de la boda, de una boda de gente pudiente, no podía faltar en el refranero en la víspera de la boda del año. Dice nuestro refrán de hoy que “A día de bodorrio, ponte el completorio” y el invitado puede interpretar dos cosas: que a la ceremonia de la boda tiene que ir luciendo sus mejores galas, o que deje todo hecho con antelación para no tener que hacer nada más que asistir a la ceremonia al día siguiente.

Podemos buscar su aplicación con ambos significados. Teniendo en cuenta el  primer significado vemos que la expresión alude a la etiqueta y a la mejor que se tiene para acudir a una ceremonia muy especial, como la que se celebrará manaña: la boda del año para la realeza europea. Sin duda mañana veremos que los invitados a la Royal Wedding  lucirán sus mejores galas y de ellas, los que se hablará largo y tendido durante semanas. Este será el significado que más se relacione con el protocolo, ya que habla de ceremonia y de la etiqueta para acudir a la misma.

Teniendo en cuenta el segundo significado, a buen seguro que los invitados a la boda real aprovecharán estos días para dejar todas sus tareas hechas y tener tiempo suficiente para concentrarse en la boda y en todo lo que la rodea.

Felicidades a los novios y agradecimiento por los buenos momentos protocoleros que sin duda nos van a dejar tanto de la boda como de la etiqueta que se lucirá en la misma.

 

 

 

error: Content is protected !!
Share This