En la vida de relación social el comportamiento de los que nos rodean se observa con lupa y, a menudo, se acude a comparaciones con criaturas del reino animal para hablar de cualidades o defectos de alguna persona. Ya veíamos en el refranero del viernes que «todo talante ha su semejante» y si esa semejanza hay que buscarla en el reino animal, los humanos la buscamos sin problema.

Sobre el tema escribió un artículo titulado “La risa del conejo” Patricio de la Escosura que apareció publicado en La Ilustración Española y Americana de 25 de noviembre de 1870. Decía el periodista: “Siempre que se trata de caracterizar, en bien o en mal, a un individuo de nuestro privilegiado y sobre la creación reinante género, se acude a compararle y aún a personificarle, con o en alguno de estos animales” y a continuación incluía la lista que les detallo (en cursiva) a la que me he permitido añadir algún sinónimo ayudada del Diccionario de la Lengua Española:

  • León, al valiente, audaz, fuerte, resistente, robusto, egoísta.
  • Rata, al cobarde, despreciable, tacaño, bellaco, roñoso.
  • Tigre, al feroz, cruel, sanguinario, furioso, violento.
  • Hiena, al encarnizado, cruel, taimado, mentiroso, con malos instintos.
  • Serpiente, al precavido; y también alguien en quien no se puede confiar.
  • Raposo (zorro), al astuto, taimado, bellaco, malo, pícaro.
  • Cordero, al inocente, cándido, manso, dócil, ingenuo, simple, humilde.
  • Paloma, al cándido sin hiel, tranquilo, dulce, apacible, manso, agradable.
  • Águila, al ambicioso, ansioso, astuto, agudo, sutil, perspicaz.
  • Jumento (burro), al necio, bruto, incapaz, rudo, torpe, violento.
  • Cerdo, al sucio, grosero, ruin, vil, bajo, despreciable.
  • Tórtola, al enamorado. Hoy decimos tortolitos, para referirnos a los enamorados.
  • Gacela, a la amada, a quien tiene gracia al moverse.
  • Arpía, a la aborrecida; para referirnos a una persona malvada, perversa.
  • Lobo, al rapaz, astuto, taimado, hábil para engañar.
  • Perro, al fiel, tenaz, firme, pertinaz y constante; y en negativo: despreciable.
  • Oso, al grotesco. Hoy en día también se aplica a personas grandes, cariñosas.
  • Tábano, al importuno, molesto, que causa fastidio, enfado.
  • Moscón, al pesado, molesto, que causa fastidio.
  • Mico, al libidinoso, feo, pequeño, bajo.
  • Búho, al melancólico, huraño, desdeñoso, esquivo.
  • Papagayo (cotorra, loro), al hablador, feo, soplón, chivato, delator.
  • Calandria, al que finge, impostor.
  • Hormiga, al económico, ahorrador, laborioso, trabajador.
  • Cigarra, al imprevisor, pródigo, dilapidador y vago.
  • Mulo, al terco, fuerte, robusto, corpulento.
  • Buey, al tardo y lento, tonto, mentecato, fatuo.
  • Cisne, al poeta, músico excelente.
  • Buitre, el que se aprovecha de la desgracia ajena. También nos referimos con esta palabra a la persona que todo lo aprovecha y todo le sirve, el egoísta que quiere acaparar todo para sí. Disney los retrató como vagos en The Jungle Book. (Añadido a sugerencia de Miguel del Amo el 01/02/2021)

Aún seguimos utilizando a las criaturas del reino animal para destacar cualidades o defectos en el comportamiento de quienes nos rodean: “se ha llevado la parte del león”; “es un rata”; “¡menuda hiena!”; “es un águila para los negocios”;  “le sigue como un perro”; “es terco como un mulo”; “habla como un loro”;  “si hubieras sido hormiguita, hoy tendrías ahorritos”; “pero ¡qué burro eres!” Algún ejemplo tendrán ¿o no?

Acabo de caer en la cuenta de que falta la gallina en el listado. En mi casa dicen aquello de “si fuera gallina no ponía un huevo en el nido” para referirse a quien se pasa el día por ahí o “cacarea mucho para no haber puesto un huevo”, cuando alguien se auto elogia en exceso; y le decimos “gallina” a los cobardes. ¿Les falta algún animalito en el listado?

Fuente del texto: La Ilustración Española y Americana de 25 de noviembre de 1870. Digitalizada en la Hemeroteca Digital

Fuente de la imagen: Entrada de los animales en el Arca de Noe. Jacopo Bassano, Museo Nacional del Prado.

error: Content is protected !!
Share This