MENUMENU

Pretender -querer ser, aspirar a- obtener una buena posición sin haber hecho méritos para ello, es la interpretación que hacemos de este refrán; “hasta los gatos quieren zapatos”. Los “gatos” del refrán reflejan a aquellos que quieren una posición que no les corresponde porque les faltan los méritos, la formación, las cualidades, o las acciones que ha sido necesario llevar a cabo para conseguirla.

Hoy estamos rodeados de recomendaciones para alcanzar nuestras metas y objetivos, todos podemos aspirar a todo y tener todo lo que nos planteemos. Para ello se necesita hacer algo y establecer unas metas realistas y alcanzables. Por mucho que lo desee, el gato del refrán no podrá llevar zapatos que están hechos para un pie humano. A los humanos nos pasa lo mismo, podemos aspirar a los beneficios de un puesto determinado, pretender obtener una mejor posición, pero ello va a requerir una acción por nuestra parte: o bien formándonos para desempeñarla o bien obteniendo los méritos que se precisan para el puesto al que aspiramos. El simple deseo no nos da nada, para cumplirlo hay que pasar a la acción y estar preparado para la frustración (porque no siempre se obtiene lo que se quiere).

error: Content is protected !!
Share This