Dialogar o pontificar ¿qué le da más lustre al ego?

¡Dialogar o pontificar, he ahí la cuestión! ¿Qué es más beneficioso para el ego: dialogar y sufrir cuando la audiencia se percata de nuestra ignorancia, o pontificar y no admitir opinión en contra porque nadie sabe de esto más que nosotros?  ¡Que shakesperiana me...

Palabras políticas: directrices y consignas en discursos, proclamas y soflamas

Las ideas, valores, propuestas y planes de gobierno que tiene un partido político se hacen llegar a los ciudadanos a través de los programas electorales y de los mensajes que incluyen los políticos en sus intervenciones, opiniones, discursos, etc. Los mensajes...

La Cruz de Hierro una condecoración que habla de guerra y valentía

Hay condecoraciones que hablan de guerra y acciones valerosas en la misma. La condecoración de la que voy a hablar solo se entregaba en ese supuesto. Tenía que producirse una conflagración y una acción valerosa en la misma para tener opción a que la Cruz de Hierro se...

Nochebuena, momento de celebración, cena en familia, tradiciones y costumbres … como la de cenar besugo (a la madrileña, donostiarra o  bilbaína, etc. a mí me encanta el besugo). En este blog miramos al pasado y al pasado nos vamos, la Nochebuena de 1880 a ver qué cenaban los madrileños de entonces. Para ello nada como “echar mano” de nuestro semanario de referencia: La Ilustración Española y Americana a ver si encontramos alguna pista.

Nochebuena: tradiciones basadas en creencias

Costumbres tan arraigadas como las que se practican en la Nochebuena no se disipan, ciertamente, al impulso del glacial huracán de descreimiento; y si se dice que estas costumbres suelen ser, en su gran mayoría, flagrante infracción de preceptos taxativamente determinados, hay que contestar que todas ellas tienen su base, o su pretexto, en las mismas creencias religiosas“.

No conviene olvidar el significado de la Nochebuena; hoy en día parece que, más que olvidarlo, lo hemos perdido completamente. Comenzamos a celebrar las fiestas navideñas en  noviembre, en cuanto pasan los Santos (o Halloween, porque un niño hoy identifica mejor esta festividad que la otra) y la fiesta se convierte en un carnaval del gasto desmedido, cuando no la imposición de tradiciones ajenas -ni mejores ni peores, distintas- a las que la fuerza de la costumbre algún día dará carta de naturaleza, desterrando a las que recibimos como propias.

Nochebuena: tradiciones de clases modestas

Las clases modestas de la sociedad madrileña, por ejemplo, las clases que son, por lo general, modelo de laboriosidad y de honradez, y que guardan todavía en el sagrado recinto del hogar doméstico el fuego vivificador que da cohesión y ventura a la familia, no dejarán de festejarla en a mesa, a la cual se sientan todos los miembros de la casa con un plato extraordinario: el besugo; y así es que desde las primeras horas de la tarde, las plazuelas, los mercados públicos y las pescaderías callejeras empiezan a recibir visitas de alegres compradores

Nochebuena por tradición se ha festejado siempre con villancicos y una cena familiar. Celebración en torno a una mesa, momento de encuentro, hablar y escuchar, celebrar que volvemos a estar juntos, que somos una familia. El recuerdo de los que faltan, la alegría de lo que nos une .. motivos para estar felices.

Hace 140 años en Nochebuena el besugo era plato de “familias modestas” , hoy en día … mejor que le den la vuelta al precio en la pescadería, para no echarnos a llorar.

Nochebuena: ¿beber también es tradición?

¿Queréis pasar ahora en busca del contraste a la cantina de un cuartel? Pues ved allí un pequeño paréntesis de la severa disciplina militar: grupos de siempre joviales soldados que celebran la Nochebuena apurando botellas, elevan en sus hombros al oficial de guardia, y le invitan a brindar con ellos por la fiesta popular que a su manera solemnizan“.

Nochebuena tradiciones

Estos eran los que no habían podido ir a casa y tenían que celebrarlo en grupo. Alegría por dejar un momento aparcada la obligación y brindis por la fiesta que se perdían lejos de la familia.

Estéis donde estéis y hagáis lo que hagáis: ¡¡Feliz Nochebuena y Feliz Navidad!!

Fuente del texto y las imágenes: La Ilustración Española y Americana de 30 de diciembre de 1880 (Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional)

error: Content is protected !!
Share This