Enseñar a un hijo a ganarse la vida en el #Refraneroprotocolero

Enseñar a un hijo a ganarse la vida, educarle para que comprenda que lo que se tiene cuesta esfuerzo conseguirlo y que es necesario trabajar, tener un oficio o desarrollar una profesión para obtener el sustento, no es fácil en el mundo actual. En el transcurso de la...

La apariencia no engaña al #Refraneroprotocolero

La apariencia, pretender ser lo que no se es, para obtener lo que de otra manera no se podría conseguir, no pasa inadvertida al refranero, que, basado en el conocimiento y observación popular, detecta al falso de forma inmediata y le dedica muchos refranes similares:...

Comportamiento del heredero en el #Refraneroprotocolero

El comportamiento del heredero  ya sea este quien esperando la herencia no ha hecho precisamente méritos para recibirla (el hijo que desatiende a sus padres, por ejemplo) o quien no esperándola  la recibe por ser el único pariente con derecho a ello (aunque no...

Vacaciones como las de antaño

Unas vacaciones como las de antaño, en las que se cerraba una casa y se abría otra en San Sebastián, Santander, Gijón o A Coruña. Eran unas vacaciones que requerían tiempo para preparar los baúles con la ropa de temporada, ventilar la casa que se abría, retirar...

Pretender sin méritos en el #Refraneroprotocolero

Pretender -querer ser, aspirar a- obtener una buena posición sin haber hecho méritos para ello, es la interpretación que hacemos de este refrán; "hasta los gatos quieren zapatos". Los "gatos" del refrán reflejan a aquellos que quieren una posición que no les...
MENUMENU

Enseñar a un hijo a ganarse la vida, educarle para que comprenda que lo que se tiene cuesta esfuerzo conseguirlo y que es necesario trabajar, tener un oficio o desarrollar una profesión para obtener el sustento, no es fácil en el mundo actual. En el transcurso de la vida nadie va a regalar nada, el esfuerzo y el trabajo son los que conseguirán lo que se va a tener, contarle esto a un niño, bombardeado por la publicidad según la cual las cosas se consiguen fácilmente, no es una tarea sencilla.

El refranero ve en tener un oficio -que hoy ampliamos a desarrollar una profesión o tener un trabajo- una garantía para el futuro. Desempeñar un trabajo requiere una enseñanza previa a los hijos, a los que no  conviene educar en la creencia de que todo lo que tienen les viene dado por ser quienes son y que sin esfuerzo pueden conseguir todo lo que se propongan.

¿Qué deberíamos hacer para enseñar a los hijos el valor del trabajo y esfuerzo?

  • Ser un ejemplo para  ellos.
  • Inculcarles que el trabajo y el esfuerzo son siempre positivos y necesarios para obtener lo que se quiere.
  • Exigir esfuerzo y saber recompensarlo.
  • No frustrarse ante el fracaso.
  • Inculcarles el afán de superación.

Estas indicaciones no son la panacea, pero ayudan en la tarea de enseñar a los hijos que no pueden dar nada por hecho, que nada se logra sin esfuerzo ni trabajo constante.

 

error: Content is protected !!
Share This