Suenen los ecos,
hagan la salva,
pitos, clarines,
trompas y cajas.
Dulce Dueño de mi vida, 
prenda de mi corazón.
ya se que llegan los tres Reyes
de Judea a la Región.
Lleguen rendidos,
pues les aguarda 
el Rey de Reyes
entre las pajas.
Poderoso Dios eterno,
Soberano Redentor,
tres Coronados de Oriente,
van buscando tu esplendor.
Suenen los ecos
en la Campaña,
y los Clarines,
hagan la salva.
Suave encanto, Niño hermoso,
abrasados en tu amor
vienen, sin temer al hielo,
conducidos de un ardor


Fuente del texto: 
Letras, que han de cantarse en los Maytines de los tres Santos Reyes, en el Santo Metropolitano  Templo de Nuestra Señora de el Pilar, la noche del dia 5 de enero de 1767. Puestos en música por don Cayetano Echeberria, Maestro de Capilla. Biblioteca Digital Hispánica

Fuente de la imagen destacada: "La Adoración de los Reyes Magos", Fray Juan Bautista Maíno (1612-1614). Museo Nacional del Prado


error: Content is protected !!
Share This