Etiquetas

, , , ,

Hace una semana, cuando visitábamos la exposición “Virtuti et Merito” vi la mención de la Real Cédula de 18 de marzo de 1873 en uno de los expositores, en el que decía “Orden autorizando el trabajo de los hidalgos”, así que la he buscado para hablar de ella en el post.

real-cedula-bvpb-mcu-es-captura

Pero empecemos por el principio.

¿Qué era un hidalgo?

El Diccionario de Autoridades nos da dos definiciones:

HIDALGO. s. m. La persona noble que viene de casa y solar conocido, y como tal está exento de los pechos y derechos que pagan los villanos. El origen desta voz es mui controvertido entre los Autores: Unos siguiendo la ley 2. tit. 21. Partida 2. creen se dixo de Hi, palabra antigua, que valía Hijo, y Algo, que significaba bienes o hacienda, y que juntas las dos dicciones se dixo Hidalgo; pero Gregorio Lopez impugna esta etymología, y dice viene la voz de Itálico, porque estos estaban exentos de tribútos, y lo mismo prueba Sarmiento lib. 1. Selectar. cap. 15. y Covarr. 4. Var. cap. 1. num. 11. Latín.Nobilis. Immunis. Ingenuus. GUEV. Menospr. cap. 5. Todas estas menudencias para un pobre hidalgo, no solo son enojosas, mas aun costosas. ESPIN. Escud. Relac. 1. Desc. 6. Para reparo de mis necessidades, me topó mi suerte con cierto hidalgo,que se había retirado a una aldea.

HIDALGO DE PRIVILEGIO. El que siendo hombre llano, por algún servício particular o acción gloriosa, el Rey le concedió los privilegios exenciones, y prerogatívas que gozan los hijosdalgo de casa y solar conocido: o aquel que compró este mismo privilegio a los Reyes. Latín. Nobilis vel potius immunis privilegiarius.

hidalgossiglo-xvii

¿Cómo se accedía a la hidalguía?

Como vemos por las definiciones del Diccionario de Autoridades, a la hidalguía se accedía por dos medios:

Por sangre, y así se hablaba de:

  • Hidalgo de sangre.- El que tenía esta condición desde tiempo inmemorial
  • Hidalgo de solar conocido.- Hidalgo que poseía casa solariega.
  • Hidalgo de ejecutoria.- Quien había litigado por reconocimiento de su hidalguía y había ganado el pleito.
  • Hidalgo por los cuatro costados.- Quien era hijo y nieto de hidalgos (es decir, 6 hidalgos anteriores).

Por privilegio:

  • Por méritos y servicios a la corona.- El rey le concedía la hidalguía.
  • Por compra.

¿Quién era hidalgo en la España del XVII?

Casi todos sus habitantes

¿Cómo era el hidalgo?

La imagen que tenemos del hidalgo nos la ha dado la literatura del siglo de oro: un noble con pocos bienes, con derecho a portar armas, casa con escudo, exento del pago de tributos y que paseaba por las calles con un palillo entre los dientes como muestra de que había comido (como muestra, porque la mayoría de los días no comía), y que prefería vivir como mendigo a perder su condición.

La descripción que hace Cervantes del hidalgo en la primera página de El Quijote es magnífica. En unas líneas recoge absolutamente todas las características de estos individuos que ni pertenecían a la alta nobleza (que los despreciaba por no tener medios económicos de subsistencia) ni al pueblo llano (porque el hidalgo considera inferiores a los que viven por sus manos) y trabajar estaba muy mal visto.

el-ingenioso-hidalgo-don-quijote-de-la-mancha-montaner-y-simon

 En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor”. La mención a las armas de los antepasados (lanza y lugar para sostenerla (astillero); el escudo de mano (adarga). Los hidalgos tenían las armas dispuestas para dar servicio al rey en el momento en que lo necesitase, además debía tener caballo, porque si no lo tenía, perdía la condición. Pero hay algo que condiciona todo y nos habla de esa idea de la hidalguía como “trasnochada”, pasada de moda y es el adjetivo “antigua”.

Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lantejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda”. La comida, que consumía las ¾ partes de su renta no era muy variada, y el hecho que comiese alguna paloma también habla de su condición de hidalgo, porque tener palomares era privilegio de hidalgos y órdenes religiosas.

El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas, con sus pantuflos de lo mesmo, y los días de entresemana se honraba con su vellorí de lo más fino”. La ropa que menciona ya no era de uso a principios del XVII, pero probablemente estaba bien tratada, limpia y era de calidad, lo que daba cuenta de su condición de noble, de segunda pero noble.

(…) “Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años. Era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador y amigo de la caza”. La caza (ocio), afición de nobles, y que aparece también sugerida en la primera línea del texto, cuando habla de “galgo corredor”.

¿Qué implicaba la hidalguía?

Estar exento del pago de tributos, que si pagaban los que vivían de sus manos.

La importancia de la Real Cédula de 18 de marzo de 1783 (que en la exposición dice “autoriza el trabajo manual de los hidalgos”) radica en que por primera vez se toma una decisión en firme de cara a resolver la situación económica (¿qué hacienda sobrevive si una gran parte de la población no paga impuestos?) y social (¿quién trabaja si el trabajo manual es causa de descrédito?) que arrastraba el país. Y es que pese a numerosos intentos en pro de un cambio de mentalidad de nobles y plebeyos, nadie había conseguido convencerlos de que el trabajo era digno y lo deshonroso la ociosidad.

La Real Cédula declara que los oficios de  curtidor, sastre, zapatero, carpintero, herrero y otros similares, son “honestos y honrados” y ejercerlos “no envilece la familia ni la persona” que los desempeña. No autoriza a que los hidalgos trabajen, lo que hace es reconocer que ejercer una profesión manual no envilece, sino honra.

Fuentes:

Anuncios