Cuatro pesetas costaba a mediados del siglo pasado el libro Cortesía y trato social de Pedro de Urbina, a mí me ha costado un poco más pero considero cada céntimo muy bien empleado. Es un librito sin fecha de publicación, de hojas muy oscuras y papel basto. Sus 62 páginas dan para hablar de urbanidad y trato social en tres grandes apartados: Educación, Autoeducación y Mundología.

De_Urbina_Cortesia y Trato Social

He elegido para este post el apartado de  Educación y el capítulo: “El nacimiento y la educación en la cuna”, capítulo que abre el libro y que comienza con esta cita de Cervantes: “Acontece tener un padre un hijo feo y sin gracia alguna y el amor que le tiene le pone una venda en los ojos para que no vea sus faltas; antes las juzga por discreciones y lindezas, y las cuenta a sus amigos por agudezas y donaires

De Urbina habla del nacimiento como hecho trascendental del que dependen: fortuna, miseria, felicidad, desgracia, respeto e indiferencia. Para el autor, el mero hecho de nacer, sitúa al individuo en distintos planos sociales, de esa forma quien viene al mundo en buenas condiciones económico sociales lo tiene más fácil que quien tiene que gastar la mayor parte de su energía y medios en alcanzar esa posición.

Bebe

Según de Urbina la posición en la que se nace influye en la educación que se recibe y el acervo popular se hace eco de ello en expresiones del tipo “ser criado en buenos pañales”, que dan buena cuenta del reconocimiento de este extremo por la sociedad, pues mediante ellas se da a entender que la educación vienen dada por la posición social; enseñanzas que no desaparecen, ya que incluso un revés en la fortuna es incapaz de borrar esas costumbres que se aprendieron de niños.

Bebe con perrito

Desde la cuna el individuo comienza a recibir su educación,  costumbres y hábitos sociales como: alimentación, tiempo de reposo, juego, visitas, etc., empiezan a practicarse y el niño a familiarizarse con ellas.

Bebes_13

Destaca el autor los hábitos negativos en la educación de los hijos, señalando los aspectos en los que se retrata “la sandez de muchos padres que no saben educar a sus hijos” y hacen de ellos criaturas antipáticas. Estos son:

  • Concederle al niño todos los caprichos: “el niño no acostumbrado a la contrariedad se vuelve díscolo, malhumorado y violento”.
  • Que un progenitor oculte al otro las travesuras o defectos del niño.
  • Incentivar la crueldad y la agresión regalándoles juguetes que incitan a ello (látigos, escopetas, espadas).
  • Incitarles a ocultar y disimular, a decir mentiras. “Un niño mentiroso no se puede formar una idea respetable de su propia dignidad”. Recomienda que siempre se diga la verdad y que se perdone la falta, ligando el reconocimiento al hecho de decir la verdad se refuerza la sinceridad.
  • El mal ejemplo en la mesa y el juego. Los niños aprenden por imitación y muy rápidamente, sobre todo si el ejemplo viene de los padres.

Bebes_11

De Urbina no solo señala los aspectos negativos, sino que  hace una serie de recomendaciones para evitarlos:

  • No dejar a los niños “en poder de personas cuya educación insuficiente puede ser causa de modales inapropiados y conversaciones poco edificantes”.
  • Corregir los actos egoístas y las costumbres viciosas (mentira, pereza, crueldad, soberbia, etc.).
  • El orden y la limpieza “deben ser un Evangelio constantemente predicado”.
  • Ha de ponerse especial precaución al hablar delante de un niño.
  • Corregir sus maneras, gestos y ademanes en cuanto se observa que no son correctos.

Bebes_12

Corregir a un niño en ningún caso supondrá el recurrir a castigos crueles ya que “por el temor o el dolor no desaparecen las pasiones, sino que se ocultan”, es la advertencia del autor.

Bebe con biberón

Es tan importante la educación para de Urbina que afirma que si los niños no pueden tomar buen ejemplo de quienes les rodean, ya sean padres o cuidadores, porque esos a su vez no han sido educados, es el Estado quien ha de actuar por medio de la Escuela, porque la educación es necesaria “para el engrandecimiento y prosperidad de la patria”.

Postales vintage: Pinterest y http://www.imagui.com

Anuncios